Hormigón impreso

Que es el hormigón impreso

El hormigón impreso, también conocido como estampado permite variar distintos moldes y colores, ofreciendo la posibilidad de obtener desde diseños más simples hasta proyectos extremadamente complejos. La importante ventaja que ofrece este tipo de pavimento es la posibilidad de simular gran cantidad de materiales como madera, piedras, adoquines o pizarra y al mismo tiempo mantener las cualidades únicas que ofrece el hormigón. El relieve superficial resultante y la variedad de colores contribuyen igualmente para conseguir un aspecto natural.

VENTAJAS:

• Es un pavimento duradero que se conserva muy bien en el tiempo. Tiene una gran resistencia a las inclemencias meteorológicas, siendo apto tanto para interiores como para exteriores.

• Amplia gama de colores y moldes para lograr diseños únicos y exclusivos. Adaptable a cualquier tipo de terreno.

• No necesita mantenimiento. Para mantener una perfecta apariencia, anualmente se aconseja limpiar y barnizar el suelo.

• Mucho más económico que otras soluciones tradicionales.

• Fácil limpieza. No se aconseja usar soluciones ácidas o cáusticas sobre la superficie.

Éste sistema representa la solución excelente para parques, vías de acceso, aparcamientos, aceras, rampas, recintos feriales, paisajes urbanos ya sean rústicos o modernos, urbanizaciones, paseos, plazas, calles, piscinas etc.

pavimento impreso

MODO DE APLICACIÓN: Posteriormente al hormigonado de la superficie, se procede al alisado del hormigón mediante procedimientos manuales. Se aplica la capa de rodadura compuesta de cemento, pigmentos áridos y aditivos y a continuación se aplica una capa de desmoldeante para evitar la adherencia de los moldes con el hormigón. Una vez acabado el proceso, se estampa la superficie. Ulteriormente se limpia y se aplica el barniz de sellado. Para mayor resistencia, opcionalmente se puede utilizar para el sellado una capa de poliuretano.