Hormigon pulido

Que es el Hormigon pulido

Es un pavimento continuo que permite conseguir varios acabados, según el uso que se va a dar al suelo: semipulido, fratasado, rayado o pulido. Para conseguir la resistencia que caracteriza este tipo de pavimento, se añade sobre el hormigón fresco una capa de rodadura compuesta de cuarzo y cemento y, dependiendo de las necesidades de cada cliente, se colorea la superficie de la solera de hormigón para darle la apariencia estética deseada.

El acabado pulido tiene un aspecto liso y brillante, en caso de querer obtener un acabado antideslizante optamos por la terminación en semipulido, fratasado o rayado. Para mayor resistencia del pavimento, opcionalmente se pueden incorporar fibras de polipropileno, malla electrosoldada, cuarzo corindón y agregados minerales.

VENTAJAS:

• Gran dureza y resistencia, siendo frecuentemente elegido en zonas industriales que soportan mucha carga.

• Rápida ejecución, permite ejecutar grandes extensiones.

• Coste atractivo en comparación con otros suelos de similar apariencia.

• Fácil limpieza, teniendo una superficie lisa, dura y robusta se le puede aplicar cualquier tratamiento de limpieza

• No necesita mantenimiento, manteniendo un aspecto impecable durante muchos años.

Se usa preferentemente en lugares como oficinas, almacenes y centros comerciales, naves industriales, pistas deportivas, parking, garajes, talleres mecánicos, centros comerciales, tiendas, paseos, carril bici etc.

hormigón pulido

MODO DE APLICACIÓN: vertido del hormigón, extendido y nivelado, fratasado mecánico de la superficie, aplicación de la capa de rodadura y del pigmento sobre el hormigón fresco. Pulimentado mecánico hasta conseguir el acabado deseado. Posterior corte con disco de diamante y aplicación capa de sellado.